miércoles, 24 de abril de 2019

II Jornadas de Igualdad y Coeducación


Para acercarnos a Las Hilanderas o La fábula de Aracne es preciso recordar algo esencial: los mitos son historias que ni son verdad ni son mentira. Son historias inventadas por los seres humanos y, puesto que son inventadas, imaginadas, puesto que no ocurrieron, podría decirse que son mentira. Pero son historias que los griegos inventaron para explicar la realidad, el mundo que no comprendían, por lo tanto la verdad no está lejos de ellas, la búsqueda de la verdad es lo que inspira estas historias, los mitos, que son cualquier cosa menos falsos. Dédalo construye unas alas para Ícaro, su hijo, para que pueda escapar del laberinto donde está preso de la única manera posible: volando. Se las pega a la espalda con cera y cuando Ícaro se acerca al Sol… la cera se derrite. Ícaro cae y muere. Dédalo es un hombre, si fuese un dios las alas que construyese para su hijo funcionarían.

Es cierto que nadie puede volar con unas alas pegadas con cera a la espalda, eso no podemos creerlo, pero lo que sí es cierto y es la parte de verdad que encierra esta historia, es el deseo inmenso de libertad que experimenta cualquier persona cuando no tiene libertad, cuando descubrimos que no podemos hacer o decir lo que nos gustaría, cuando nos cuesta hasta pensar y no sabemos por qué, cuando no nos sentimos libres. Eso es una gran verdad, como también lo es que muchos hombres y muchas mujeres se han puesto en peligro, como pone en peligro Dédalo a su hijo con el invento desesperado de las alas, y han muerto como Ícaro en el vuelo, en el camino hacia la conquista de la Libertad, en todos los lugares del mundo y desde siempre. A lo largo de toda vuestra vida, empezando en el instituto, escucharéis los nombres de los Héroes Desafortunados de la Historia; los nombres de los simples hombres y de las simples mujeres que lucharon y murieron por la Libertad, esos no los escucharéis.

De la antigua civilización griega, cuyo momento de máximo esplendor es el siglo V a.C., la época en que vivió Pericles, gran gobernante al parecer… nos separan más de dos mil quinientos años. Ahora, en nuestra época, nos explicamos el mundo a través de la Ciencia y las explicaciones científicas nos satisfacen bastante, pero siguen si ser suficientes porque nosotros… y nosotras… seguimos buscando la verdad: el que escribe, como Xiao, la que dibuja, como Macarena, los que leen mucho como Irene o Pablo, todos los artistas y los pensadores están buscando la verdad a través del misterio.

Os presento ya al pintor del cuadro que sirve de cartel para nuestras II Jornadas de Igualdad: Diego Velázquez, sevillano, al que su ciudad dedica una estatua en la Plaza del Duque con una hermosa leyenda: Al pintor de la Verdad, su patria. 1892. Qué bonito y qué cierto. Voy a intentar explicaros cuánta verdad hay en el cuadro de Las Hilanderas.

En este cuadro hay tres planos. En primer plano unas mujeres hilan y conversan, hacen su trabajo, cada una a su tarea, y se entretienen contando historias que rescatan del pasado, que vuelven continuamente a sus memorias, hilando una con otra, una con otra, no las olvidan. En el momento en que Velázquez las ha pintado están recordando el mito de Aracne, la historia que aparece un poco más al fondo, en el segundo plano, encima de una especie de escenario: Velázquez representa una representación (pensad en las muñecas rusas, unas metidas dentro de otras, es un juego parecido). Aracne era una gran tejedora que se atrevió a competir con la diosa Atenea, la diosa más poderosa, diosa de la Guerra y de la Inteligencia. No está claro si Aracne desafió a Atenea o Atenea sintió envidia por la virtud de Aracne, en cualquier caso la diosa se vengó de ella por arrogante, por creída, y la transformó en araña: seguirás tejiendo por toda la eternidad. Es muy posible (yo diría que es seguro) que el tapiz confeccionado por Aracne, que ocupa el tercer plano del cuadro, es lo que ofendió a la diosa en lo más profundo y desató toda su ira, pues Aracne no tejió cualquier cosa: le puso enfrente a Atenea las brutalidades que hacía su padre, Zeus o Júpiter para los romanos, el padre de todos los dioses, para conseguir a las mujeres sexualmente. Lo que representó Aracne en su tapiz es una violación, el Rapto de Europa. Y el violador es el padre de Atenea. Es una verdad tan terrible que en el cuadro está escondida, la tapan Atenea, Aracne y las mujeres que presenciaron el castigo y que lo contaron, generación tras generación, hasta llegar a estas mujeres que hilando, hilando, lo siguen contando, después de siglos, como nosotros ahora, fuera del cuadro y separados por otros cientos de siglos.

Y es que hablamos siempre de la misma historia disfrazada de otra cosa. Velázquez, el pintor de la verdad, nos dice: esta mujer está disfrazada, no es una anciana por mucho que lo parezca. Velázquez lo desvela, esta pierna no es de anciana: es Atenea. Y esta hermosa figura de espaldas, haciendo una pareja armoniosa en la composición, no puede ser cualquiera, cómo va a ser cualquiera: es Aracne. La Historia se repite. La Historia de la Humanidad se repite, pero no su destino. En el cuadro Atenea y Aracne ahora son compañeras. Y lo que pueden hacer juntas unos cientos de siglos después, ahora, es algo inimaginable. El poder y la inteligencia de una parte, el arte y la rebeldía de otra. El cuadro lo completan el trabajo, la perseverancia y la memoria.

Bienvenidos y bienvenidas a las II Jornadas de Igualdad y Coeducación del IES Albert Einstein. 

En la imagen: Las hilanderas. Diego Velázquez. Museo del Prado. 1655-1660.

lunes, 22 de abril de 2019

II Jornadas de Igualdad y Coeducación


El lunes 18 de marzo inauguramos nuestras II Jornadas de Igualdad y Coeducación con un acto en el que nuestro alumnado nos ofreció una digna lectura de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. En el público, niños y niñas de 1º de ESO escucharon por primera vez la Ley Universal, aceptada por todos los países de la Tierra, la Ley que iguala a todos los seres humanos, el texto legal más hermoso, el más sencillo… lo difícil es comprender y asumir que no se cumpla.  


II Jornadas de Igualdad y Coeducación
Mujeres represaliadas en el Franquismo


El lunes 18 de marzo contamos con la presencia de la periodista y escritora argentina Susana Falcón. Susana se exilió de su país por la dictadura militar iniciada con el Golpe de Estado de 1976, liderado por el teniente general Jorge Rafael Videla. Muchos de sus compañeros y amigos fueron asesinados, y en muchos casos se desconoce el paradero de sus restos mortales, la Historia habla de esos hombres y mujeres como los desaparecidos. Desde entonces, Susana Falcón ha vivido en diferentes lugares de España y finalmente reside en Sevilla. Es fácil comprender por qué Susana da su apoyo de corazón a la causa de la Recuperación de la Memoria Histórica en nuestro país, donde 114.000 personas leales al gobierno democrático que fue la II República Española (cifras de la Audiencia Nacional) fueron asesinadas y enterradas en fosas comunes durante la Guerra Civil y la Dictadura Franquista. En todo el territorio español se estima que aún quedan unas 2000 fosas sin abrir. Susana vino a hablarnos de las dos veces olvidadas, las mujeres, y lo hizo a través de los relatos que compone a partir de una interesante labor de investigación periodística.




II Jornadas de Igualdad y Coeducación
Las mujeres en la Ciencia


El martes 19 de marzo recibimos la visita de Loli Borrás, profesora de Ingeniería Eléctrica en la Universidad de Sevilla y miembro de la Asociación Mujer en la Ingeniería. Loli nos habló de su trabajo con el objetivo de visibilizar la minoría a la que representa en un colectivo universitario todavía esencialmente masculino y para animar a los jóvenes a eliminar, cuando llegue el momento de elegir una profesión, ese tipo de barreras, contemplando las infinitas posibilidades que pueden abrirse con ello tanto a nivel de inquietudes individuales como de contribución a una sociedad más igualitaria.




II Jornadas de Igualdad y Coeducación
Poesía y cante, alma de mujer


El martes 19 de marzo tuvimos el placer de contar con Mónica Vergel, Virginia Gómez y Gaspar de Holanda, que nos ofrecieron un recital de poesía y flamenco con alma de mujer: voces como las de Susana March, Carmen Conde, Gabriela Mistral, María Victoria Atencia... sonaron en compañía de ese gran poeta, hombre sensible y comprometido con las escritoras de su generación que fue Juan Ramón Jiménez. Un auténtico regalo para nosotros el que recibimos de estos artistas onubenses.





viernes, 12 de abril de 2019

II Jornadas de Igualdad y Coeducación
Maneras de Vivir


El martes 19 de marzo terminamos el día con una mesa redonda sobre diversidad familiar a la que llamamos Maneras de vivir. Las participantes fueron profesoras del IES Albert Einstein y del IES Azahar, además de un alumno de nuestro instituto: Elena Andicoberry defendió las relaciones diversas y simultáneas; Juana Castro resaltó el papel de las asociaciones para normalizar las opciones de vida alejadas del modelo tradicional; María José Ramos nos habló como madre soltera por elección de dos niños por fecundación in vitro; Ana del Moral expuso un modelo de relación de pareja sin contraer matrimonio, sin cohabitación y sin hijos por decisión personal; Ricardo Cabrera, alumno de 1º de Formación Profesional Básica, nos contó su experiencia familiar como hijo de una pareja homosexual.




II Jornadas de Igualdad y Coeducación
Huir de la miseria


El miércoles 20 de marzo contamos con la participación de la Fundación CEPAIM Convivencia y Cohesión Social de Sevilla, que trabaja para facilitar el acceso pleno a los derechos de ciudadanía de las personas más vulnerables de nuestra sociedad y, de forma especial, de las personas migrantes. Tuvimos un encuentro con Saloua Bouzid, trabajadora de CEPAIM y Grisel Nathalie Pardo, una profesora venezolana solicitante de asilo político en España, que ha huido de la extrema situación de pobreza e inseguridad que atraviesa su país.




II Jornadas de Igualdad y Coeducación Para acercarnos a Las Hilanderas o La fábula de Aracne es preciso recordar algo esencial: los...